En pocas ocasiones he tratado con una empresa tan seria y organizada como Bluelife Battery. Y en mi vida había experimentado una sensación de seguridad tan fuerte como la que ellos me hicieron sentir al ver en pleno funcionamiento de nuevo la bancada estacionaria que puse en sus manos para regenerarla. Cuando todos los técnicos especializados me habían dicho que no me quedaba otra opción que tirarla a la basura. No sólo me ahorre cerca de 5.000€, descubrí una compañía que siempre me iba a solucionar problemas y nunca a creármelos.  Y siempre con una sonrisa.

(Por petición expresa del cliente, la fotografía no es real)
E. Heras